Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Ohm (también escrito AUM u OM) suele reconocerse en Occidente como una palabra repetida en la meditación. Una variedad de secuencias de comandos del sudeste de Asia y la India escriben el símbolo Ohm, incluyendo Tamil, Nagari y Kannada. Es una palabra sagrada, tanto su sonido como su símbolo, y tiene sus orígenes desde el 3000 A.C. El Upanishad Mandukya incluyó la primera documentación directa del símbolo alrededor del 1000 A.C.

Los sutras de yoga lo definen simplemente como “inteligencia subyacente”. En la filosofía Hindú, la vibración creada al decir la palabra Ohm simboliza la vibración del universo.

Por su parte el Upanishad Mandukya desglosa Ohm, o más exactamente A-U-M, en sus tres matras (sílabas), definiendo cada una como un estado de conciencia. La A representa el desvelo, la U significa sueños, y la M representa el sueño profundo. Estos matras son visibles como distintos movimientos en el símbolo Ohm.

Para otros, el símbolo -que pertenece a la religión hindú- no es una sílaba ni una palabra mágica, sino una representación de energía espiritual y del Absoluto. Al pronunciarla se deja que la última letra se vaya desvaneciendo hasta formar un silencio que hay que escuchar… Om es el sonido de las estrellas en el Universo, dicen, y la presencia de Dios en todo lo creado, la energía primera que dio lugar a todo. Es también un mantra básico en la práctica del yoga.

Cada una de sus curvas tiene a su vez significado: la vigilia (curva inferior: el mundo exterior), el mundo de los sueños (curva intermedia: el mundo del subconsciente) y el sueño profundo (la curva superior: lo más cercano a la visión de Dios). El punto y el semicírculo superior simboliza el infinito, la Conciencia Suprema, Dios que todo lo ve y crea. A su vez, todo el conjunto significa la Verdad, que está formada por varias partes que se integran y relacionan entre sí.

Fonéticamente, el OM está compuesto por 3 letras, llamadas matras en sánscrito, esto es matrices, pues se dice de ellas que son el fundamento de las 54 letras del idioma de los devas. Las 3 son vocales, A, U y M, siendo 16 vocales en total. Sin embargo, curiosamente, el símbolo OM no está escrito en letras, sino en números, en el devanāgarī: ॐ

Visto así, se trata de un emblema presentado como una fórmula matemática, cuya base es el número 3, seguido de un superíndice, el 7 y un subíndice, el 9. Los árabes llevaron las cifras hindúes a España con sus conquistas, modificando los caracteres a su gusto, pero conservaron el 3 en su origen. El 7 sánscrito es una medialuna con un punto encima o Bindu. El 9 también conserva su forma original, solo que en el pranava OM se lo escribe acostado, sin que esto tenga connotación alguna, salvo un aspecto estético. En el renglón siguiente, podemos ver los dígitos del sánscrito:

० १ २ ३ ४ ५ ६ ७ ८ ९

Para mí es el mejor y más sagrado mantra para meditar, armonizar los espacios, el alma y el espíritu. ¿Y para ti qué es?

Fuentes: http://www.carlosgaray.jimdo.com, http://www.leycósmica.org,

Anuncios