Etiquetas

, , , , , , ,

@KaremBarratt

002

Para esos momentos de ofusque, de emociones descontroladas o en medio de una situación a la que no se le ve solución, imprime y coloca la estampa de bajo de un vaso de agua fresca o fría (recomiendo laminar la estampa para que la puedas usar varias veces). Colócalo frente a una venta o un lugar en que de luz por 15 minutos. Antes de tomar di la siguiente oración (ver abajo) para la paz o cualquier otra plegaria/afirmación que relaciones con la calma. Bebe lentamente. Al terminar, respira profundo tres veces, exhalando con un leve suspiro y continua tu día.

Oración para la paz: en mi hay paz. En mi familia en hay paz. En mi comunidad hay paz. En mi país hay paz. En mi mundo hay paz. En la creación hay paz. En el Espíritu hay paz. Despierta, Espíritu tu paz, en la creación, en el mundo, en el país, en la comunidad, en la familia, en mí, para que vivamos y actuemos desde ella, hoy y todos los días. Que así sea.

Explicación de las imágenes: comenzando con la esquina superior derecha, tenemos el As de copas, a través del cual nos abrimos a recibir regalos divinos, como la inspiración y la esperanza. Abajo, el cuatro de bastos nos ayuda a centrarnos en nuestros valores fundamentales. Luego, el Rey de copas nos recuerda que las emociones son útiles si eres amo y no esclavo de ellas. A su izquierda, el ocho de monedas nos recuerda que poniendo nuestra atención en el presente y dándole todo nuestro enfoque a lo que hacemos, logramos crear estabilidad y tranquilidad en nuestro yo interno. Sobre esta carta, el ocho de espadas nos recuerda que hasta que no miremos hacia adentro, dejando de enfocarnos en los problemas, no se nos caerá la venda y no podremos ver la solución. Y por último, en la esquina superior izquierda, el Ermitaño nos recuerda el poder del silencio interior, de enfocarnos en nuestra propia luz para poder hacia dónde ir.

Anuncios