Etiquetas

Ésta técnica fue creada por Frederick Myers y es muy utilizada ya que se considera segura y fácil de practicar. Los pasos son muchos;  pero todos son esenciales para llegar a un buen resultado. Para la primera sesión , debe pedir la ayuda de dos personas, tal como se indica a continuación.

Paso a Paso:

Tradicionalmente el método Christos se realiza con una guía que le va indicando los pasos, uno por uno, a quien está practicando la regresión, a la vez que anota o graba lo que la persona dice. No obstante, si usted está solo, memorice todas las partes de éste ejercicio para realizarlo por su cuenta y deje un grabador para registrar su experiencia.

1-   Acuéstese boca arriba, en el suelo, con una almohada cómoda bajo la cabeza,. Debe estar descalzo. Pida a uno de sus asistentes que le friccione con suavidad los tobillos, habiendo movimientos circulares, para comenzar  relajar su cuerpo.

2-   El segundo asistente debe colocarle la base de la palma de su mano, de forma perpendicular, sobre el ceño. Mientras los masajes en los tobillos continúan, esa persona debe frotar con energía ese punto, haciendo movimientos circulares con el borde de la mano hasta que usted sienta un zumbido leve. En este momento, el masaje en la frente debe detenerse y el de los tobillos continuar con mucha suavidad.

3-   Cierre los ojos e imagine como sus pies. Visualice cómo crecería 5 cm más desde los talones, porque sus piernas se estiran un poco. Sienta esa elongación como tranquilidad, como si fueran algo normal. Luego, vea mentalmente cómo vuelve a su longitud habitual. A partir de este paso, puede a empezar a hablar sobre lo que ve y lo que siente y como sobrelleva su experiencia.

4-   Repita el paso anterior oras dos veces más, de tal manera que entienda cual es el poder de su mente, para dar forma a situaciones que parecen improbables. Tómese todo el tiempo que necesita para obtener de este ejercicio una imagen claramente vivida.

5-   Visualice como es su cabeza, ahora esta es la que debe ensancharse unos 5cm observe como cambian sus rasgos que partes aumentan de tamaño y, luego, redúzcase hasta llegar a su dimensión habitual. Esto también debe repetirlo dos veces más sin prisa.

6-   Imaginariamente, haga crecer sus piernas 30cm encójalas y repita esa misma visualización con su cabeza. Asegúrese de que su imagen aparezca dotada de gran realismo en su visión.

7-   Visualice como sus piernas se extienden 60cm son muy largas y puede verlas con claridad. Esta vez no vuelva a su longitud habitual. Haga lo mismo con su cabeza y mantenga esa visión.

8-   A partir de estos cambios imagine que se está inflando como un globo y que todo su cuerpo crece. Conserve su imagen.

9-    Visualice la puerta de entrada a su casa con todos los detalles y todo lo que llama la atención, con todo lo que le gusta o lo disgusta de ese sitio. Observe mentalmente lo que está encima del marco de la puerta: Cielo raso, pared, techo, cortinas. Describa todo lo que esté viendo y construya ese espacio con minuciosidad, sin frases preparadas, solo diga lo que siente y lo que experimenta en ese momento especifico.

10-  De repente, véase sobre el techo de su casa y repita la operación puntillosa: ¿Qué ve desde dónde se encuentra? ¿Cómo es el panorama?

11-  Imagine que levita sobre el techo, que se eleva un poco de la superficie y que puede flotar en el aire, haciendo círculos, viendo todo lo que hay a su alrededor. Decida si es de día en su ejercicio y, luego, pase a la noche o viceversa. Manténgase en el aire mientras lo imagina

12-  Con un fuerte impulso, ascienda por el aire hasta que todo lo que veía antes se vuelva diminuto y, finalmente, desaparezca de su vista. Siga subiendo sin parar hasta que todo sea luz solar, clara y cálida. Cuando llegue a esta imagen descienda con lentitud hasta apoyar los pies en un territorio desconocido. Éste será el escenario de una de sus vidas pasadas. Recórralo con tiempo y placer, vea quienes habitan en ese lugar trate de distinguir indicios históricos y véase en ese entorno, en lo que pueda descubrir de sí, y preste a tención a las sensaciones que tiene.

13-  Cuando quiera regresar a su presente abra los ojos mueva brazos y piernas, y levántese cuando esté bien despierto. El ejercicio se realiza sin necesidad de hipnosis, solo se requiere intensa concentración y entrenamiento continuado.

Anuncios