Etiquetas

, , , , , , , , ,

La luna negra del lunes 15 de octubre (la primera luna nueva tras el equinoccio) abre la puerta al poderosísimo portal que comenzará con el eclipse total de Sol de la luna nueva del 13 de noviembre hasta el eclipse total de Luna de la luna llena del 28 de noviembre. Como todos sabemos los eclipses siempre crean un gran agujero o «distorsión» del espacio-tiempo y de la realidad, muchas cosas engañosas verán nuestros ojos que le será difícil a nuestra mente procesar, sobre todo porque nuestro corazón o sexto sentido nos indica que algunas cosas están mal.

Pero a su vez este agujero o distorsión es lo que nos permitirá que la mente pueda «desanclarse» de sus percepciones fijas del pasado para dejar entrada a una nueva forma o nivel de funcionamiento, recuerden que los cambios del 2012 no era una broma y que cada uno de nosotros ha tenido que enfrentarse en este tiempo a cambios muy fuertes que nos han movido el piso, debemos prepararnos para el cierre puesto que el mismo moverá las energías de tal manera que corremos el riezgo de perdernos dentro de nuestra propia existencia.

Este nuevo nivel de funcionamiento no puede ocurrir si «la vieja mente» sigue ocupando lugar con sus viejas programaciones y conexiones neuronales. Es por eso por lo que todos estos movimientos energéticos, que se van a ir acentuando en los inmediatos tiempos venideros, “EXIGEN” la liberación de esas viejas programaciones, debemos estar preparados para los cambios de paradigmas y dejar de la lado la resistencia al cambio. Es hora de borrar esos viejos archivos que jamás utlizamos de la memoria, porque necesitaremos espacio para entender y recibir las nuevas formas, modelos y esquemas (Después no digan que no se los advertí)

Vamos a SOLTAR TODO, para volar sin peso, sin lastre. Lo nuevo viene fresco, armónico, nadie se podrá escapar del proceso que ya comenzo y que incluye todos los aspectos de esta dimención, además aquí estre nosotros y que no se entere nadie, la energía de creación mágica está disponible!!!!

No estamos hablando de algo que dependa de nuestra voluntad o no. Estamos realmente hablando de un cambio «impuesto» por ese movimiento de energías. No es algo que depende de nuestra voluntad o nuestros deseos, sino de una realidad energética que está moviendo y va a mover todo, queramos o no.

Esto no es una amenaza, es un regalo, aunque ciertamente exige ese «vaciamiento» de lo viejo, ese definitivo «soltar» lo viejo, si es que no se quiere pasar por una terrible fricción con la nueva vibración, una fricción que ya todos sabemos en lo que se plasma: sufrimiento.

El sufrimiento no es necesario. No es necesario el dolor, no sirve para nada, una vez que hemos estado dispuestos a «abrirnos» a lo nuevo, a rendirnos. El dolor y el sufrimiento no es más que el indicativo de la resistencia, de esa fricción de la que hablábamos.

La mejor herramienta que tienen en sus manos para enfrentar lo que viene es la Alegría y la Fe, somos privilegiados por vivir estos tiempos, puesto que fuimos escogidos celosamente para enfrentar los cambios de manera armónica y en perfecta armonia con el universo, aquí no hay cabos sueltos, el plan divino no tiene errores.

Anuncios