Etiquetas

, , , , , , ,

@KaremBarratt

He aquí tres principios del Tao para meditar y ver cómo pueden mejorar nuestra vida.

1)    Primero el éxtasis después la ropa sucia. Proverbio Zen. ¿Se acuerdan de Blanca Nieves limpiando la casa de los enanos? ¿O de Mary Poppins haciendo que los chicos limpiaran la habitación con un toque de magia? En ambos casos, se realizaron las tareas con alegría y un sentido de propósito, incluso de satisfacción. Una vez que cultivamos el éxtasis interno, podemos llevar a cabo cualquier actividad con una sonrisa. Una vez que nos conectamos al Tao (Espíritu, Fuerza Vital, Divinidad) sentir que nuestra vida tiene sentido nos viene de manera natural. Todo es sagrado, todo es una canción de alegría y adoración, todo tiene relevancia e importancia, si lo haces desde un lugar de amor, de abandono, de admiración, de servicio y de felicidad.

2)    El conocer a los otros es de inteligentes; el conocerse a sí mismos es de sabios. Controlar a otros es de fuertes; controlarse a sí mismo es de los verdaderamente poderosos –LaoTzu. Si deseas conocer el propósito de la vida, contesta las siguientes preguntas: ¿Quién soy, que tan lejos puedo llegar, qué tanto puedo hacer, qué tanto puedo dar, qué tanto puedo aprender, qué tanto puedo ensenar, qué  hay en mí para crear, experimentar, cultivar y ser? Te tomara una vida encontrar las respuestas y mientras tanto, ¡qué vida vivirás! Los viajes intergalácticos palidecen en comparación al viaje hacia tu verdadero ser. Tú eres un microcosmos del macrocosmos. Entiéndete a ti mismo y entenderás al mundo entero.

3)     Lo único constante en el Universo es el cambio. La Naturaleza canta esta verdad con cada nueva estación; con la magia de semillas tornándose en flores, tornándose en ramas secas, tornándose en abono para nuevas flores. No te aferres a nada. Lo que está destinado a caminar contigo lo hará mientras sea necesario. Las risas y las lágrimas vendrán y se irán. A todos llega el día en que aquello que tan importante fue carece de toda importancia. De las experiencias negativas se pueden sacar lecciones positivas; del amor y la alegría se puede sacar fortaleza para momentos de tristeza. Todo cambia. Esto también pasará.

Anuncios