Etiquetas

, , ,

Imagen

Es el tercer signo del Horóscopo  Chino.  Eres Tigre si naciste entre estas fechas:

08 – 2 – 1902 a 28 – 1 – 1903 – Tigre de agua

26 – 1 – 1914 a 13 – 2 – 1915 – Tigre de madera

13 – 2 – 1926 a 01 – 2 – 1927 – Tigre de fuego

31 – 1 – 1938 a 18 – 2 – 1939 – Tigre de tierra

17 – 2 – 1950 a 05 – 2 – 1951 – Tigre de metal

05 – 2 – 1962 a 24 – 1 – 1963 – Tigre de agua

23 – 1 – 1974 a 10 – 2 – 1975 – Tigre de madera

09 – 2 – 1986 a 28 – 1 – 1987 – Tigre de fuego

28 – 1 – 1998 a 15 – 2 – 1999 – Tigre de tierra

14 – 2 – 2010 a 02 – 2 – 2011 – Tigre de metal

LA PERSONALIDAD TIGRE

En Oriente, el Tigre es símbolo de poder, pasión y osadía. Personaje rebelde, pintoresco e impredecible, impone en todas partes reverencia y respeto. Este luchador intrépido y orgulloso es honrado como el signo que defiende a la casa y la familia de los tres desastres principales: el fuego, los ladrones y los fantasmas.

Es una suerte tener cerca a una persona de este signo, siempre que uno esté preparado para toda la actividad que acompaña a su personalidad dinámica. La impulsividad y vivacidad del Tigre son contagiosas, su energía y su amor por la vida estimulantes. Removerá en la gente toda clase de emociones, salvo la indiferencia. En una palabra: que al cautivante Tigre le encanta ser el centro de la atención.

Inquieto y temerario por naturaleza, el Tigre está, por lo común, impaciente por entrar en acción. Sin embargo, dada su disposición desconfiada, es fácil que titubee o que tome decisiones apresuradas. Se le hace tan difícil confiar en otros como controlar sus emociones. Cuando está alterado, necesita decir lo que siente, pero así como es de irascible, también es sincero, afectuoso y generoso. Y, lo que es más importante, tiene un maravilloso sentido del humor.

No hay Tigre que no tenga su rasgo que lo humanice. Adora a los bebés, los animales, el jazz o cualquier cosa que durante el término de un momento pueda adueñarse de su imaginación y su atención. Cuando se compromete con algo, su compromiso es total. Todo, incluso respirar, pasa a segundo término ante el objeto de su adulación. Jamás asume a medias una empresa, y se puede estar seguro de que el Tigre se entregará en un cien por ciento, y más aún, si pudiera.

LOS CINCO TIPOS DE TIGRES

El Tigre de Metal:

Decididamente, este no será un Tigre reticente. El Tigre de Metal no puede menos que ser activo, agresivo y apasionado. Puede o no tener temperamento artístico, pero sin duda se ocupará de proyectar una imagen fascinante y su personalidad no pasará inadvertida. Ostentoso y centrado en sí mismo, será un trabajador competitivo e incansable, si está adecuadamente motivado.

Enfocará sus problemas de manera directa e incluso radical, sin dudar jamás de qué es lo que quiere realizar. El problema es que quiere demasiado, y demasiado pronto. Tiende a ser en exceso optimista en cuanto a los resultados esperados.

Cuando el Metal se combina con este signo lunar, puede dar por resultado un Tigre súbito, nada ortodoxo y tajante en el actuar. Es una persona que sólo es constante consigo misma y con sus deseos, aunque por el camino tenga que llevarse a varios por delante. Este Tigre es fácilmente susceptible tanto a las buenas como a las malas influencias, y tenderá a actuar con independencia, ya que le enferma ver restringida su libertad.

El Tigre de Agua:

Un Tigre de mentalidad abierta, continuamente inclinado a ideas y experiencias nuevas. También tiene el don de ver objetivamente las cosas, ya que el elemento Agua, al combinarse con su signo lunar, le da una naturaleza más calma. Es humanitario y excelente juez de la verdad, porque es capaz de contactar los sentimientos ajenos. Intuitivo y dotado de una bien desarrollada capacidad para comunicarse con la gente, puede hacer un trabajo excelente en relaciones públicas.

Es un tipo de Tigre más realista que otros, que tiene el dedo sobre el pulso de la gente y sabe con qué cosas tiene que vérselas. Comete pocos errores de evaluación. Su capacidad mental es incomparable. Pero -como todos los Tigres- a veces pierde lamentablemente un tiempo precioso. Aun así, es menos temperamental que los otros del mismo signo, porque puede controlar sus impulsos emocionales y concentrarse en lo que se propone.

El Tigre de Madera:

Es un tipo de Tigre tolerante, capaz de evaluar las situaciones bajo una luz práctica e imparcial. De opiniones democráticas, entiende la importancia de asegurarse la cooperación de otras personas para avanzar con más rapidez. Atraerá muchísimos amigos y partidarios, ya que es capaz de vincularse con gente de las modalidades más diversas.

El elemento Madera le da una disposición más pareja y afable, y su personalidad, encantadora y dada a la innovación, es sumamente apta para los esfuerzos de grupo. Es socialmente muy buscado, y tiene el don de conectar a gentes que nada tienen que ver entre sí. Pero su lealtad se dirige principalmente hacia sí mismo. Para él, nadie es indispensable. Si alguien se va del club, le deseará buena suerte, pero no perderá el tiempo en reemplazarlo.

El Tigre de Madera tiende a ser el menos penetrante de los Tigres. Es fácil que prefiera deslizarse por la superficie de las cosas y mantener solamente una apariencia de orden. De hecho, carece de profundidad y control permanente. Le gusta delegar tareas y, como es hábil para el mando y sabe hacer que los demás se desempeñen por él, asumirá un mínimo de responsabilidades. Como su signo lunar no cuenta con la bendición de una gran capacidad para la disciplina, es mejor que no se embarque en más cosas de las que puede abarcar. Pero le será difícil admitir sus limitaciones, ya que los Tigres de todos los pelajes no aceptan fácilmente las críticas, por constructivas que sean o por amablemente que estén expresadas.

El Tigre de Fuego:

A este Tigre se le hace difícil contener su entusiasmo y poner límites a su energía. Siempre está dispuesto para la acción y para ir de un lado a otro. Transeúnte por naturaleza, lo que más le preocupa es el presente. Es independiente y nada convencional. Y sus movimientos son difíciles de prever. De lo único que se puede estar seguro es que, cuando actúe, será espectacular e influyente. El Fuego lo vuelve aún más expresivo de lo que naturalmente es este signo, y un Tigre de Fuego jamás dejará de impresionar a quien él se proponga ni de transmitir su vitalidad electrizante a cualquier proyecto que decida emprender.

Continuamente intenta convertir su energía nerviosa y sus inspiraciones en decidida acción. En ocasiones, es directamente teatral. Profundamente generoso, mostrará también más condiciones para el liderazgo que los Tigres regidos por otros elementos. Para él, todo lo que hace vale la pena y es imperioso, de modo que no intentes decirle lo contrario. Es un alma absolutamente optimista, sobre quien no actúan las profecías ominosas.

Brillante en el mando, imponente y abierto, el Tigre de Fuego es sensual y le cuesta muchísimo ser impersonal ante cualquier cosa que le pase en su vida.

El Tigre de Tierra:

He aquí un Tigre dotado de una personalidad más tranquila y responsable. Buscará que lo que hace sea factible, no sacará conclusiones precipitadas y será defensor de la igualdad y la justicia. Preocupado por los demás y dado a descubrir la verdad por sí mismo, su visión es madura y sensata.

Será un Tigre más constante que otros, porque el elemento Tierra le otorga la posibilidad de fijar la atención por más tiempo, lo que le permite aplicarse con diligencia y objetividad a asuntos importantes sin llegar a inquietarse. Aunque tal vez no sea tan brillante y decisivo como otros Tigres, es generalmente razonable y de mentalidad clara. Ve los problemas bajo su verdadera luz y es raro que permita que sus emociones le enturbien la visión.

También es entre todos el más apto para establecer relaciones sobre la base de la utilidad, más bien que fundadas en la atracción personal o sexual. Es un intelectual y tiende más a la cavilación que a la osadía. Aplica su conocimiento y sus capacidades a los terrenos que le son familiares y que le permitirán obtener mejores cosechas.

En ocasiones puede mostrarse demasiado orgulloso, insensible y duro, especialmente cuando está tan envuelto en sus propias preocupaciones que no puede identificarse con nada que vaya más allá del alcance de sus objetivos.

El Tigre de Tierra es el que tiene menos probabilidades de acceder a la vida bohemia, aunque tal vez le guste que otros lo crean. Empezará por Llegar a la cumbre y después, cuando haya demostrado a la sociedad y al mundo que tiene la capacidad y el genio, es posible que actúe de manera radical, escandalosa o anticonvencional, simplemente para ser diferente y hacerse notar, cosa que les encanta a todos los Tigres. Sin embargo, encarará siempre con seriedad su trabajo, ya que su elemento natal hace que su deseo de reconocimiento y de status se base en la estabilidad y el esfuerzo.

El año 2012

AÑO del DRAGÓN

No es mucho lo que este año reserva al Tigre. Se le hará difícil ganar dinero o se dejará influir por gente que lo inducirá a hacer inversiones imprudentes. Se prevén ciertas desdichas, tales como la separación de un ser amado o la disolución de una sociedad. Se le hará difícil adaptarse a los cambios, aunque sean para su bien.

Anuncios