Etiquetas

, , , , , , , , ,

Imagen

El 31 de Mayo de 2012 y  03 de Junio de 2012, publicamos información interesante acerca de las Pléyades, y decíamos que continuaría. Pues bien, aquí tenemos la continuación. Es recomendable que vuelvas a leer los capítulos anteriores, para que retomes el tema y puedas utilizarlo de manera efectiva.

En México, muchas de las construcciones antiguas, Pirámides y Templos, tienen orientaciones hacia las Pléyades. En las tradiciones Mayas se apuntaban siempre al espacio e increíblemente también a la zona de las Pléyades.

Según un Mito Incaico, las estrellas están habitadas y los Dioses han descendido de la constelación de las Pléyades.

Ya sea en las grandes civilizaciones antiguas de Perú, de México o las Egipcias (y otras más), hay hechos importantes: todos estos pueblos construyeron estructuras piramidales extraordinariamente masivas y complejas, y todas estas culturas utilizaban intensamente los cálculos astronómicos, no sólo para regular sus vidas sino también para planear y erigir todos sus monumentos.

Esto resulta altamente llamativo ya que las civilizaciones mencionadas eran totalmente insulares; de hecho, dicen que no poseían un conocimiento de su mutua existencia.

Siguiendo con las coincidencias (¿o no son tales?), nos remontamos a las conocidas piedras de Ica, en Perú (11.000 piedras aproximadamente); la antigüedad estimada es en millones de años, aún no se sabe con precisión la fecha exacta, lo cual es motivo de polémicas. En estas piedras se ven claros avances en medicina, astronomía, tecnologías de distintos tipos, etc. (ver «Las Piedras de Ica»)

A nuestro entender, podría ser que hace muchísimo tiempo nuestro planeta fue poblado por una humanidad similar a la nuestra, pero más evolucionada, una de estas piedras «La Piedra de los Tres Astrónomos», denominación dada por Javier Cabrera Darquea, quien ha dedicado años a su estudio, aparece grabado tres hombres que observan el cielo con aparatos semejantes a nuestros telescopios.

Estos miraban unas estrellas, cometas, nebulosas y toda una serie de signos zodiacales. Eran 13 constelaciones, según Javier Cabrera, que ellos antiguamente conocieron. Javier Darquea llegó a la increíble conclusión de que esta antigua humanidad tenía conocimientos de vida en el espacio exterior, y entre otras constelaciones Darquea señaló a las Pléyades.

Otra vez las Pléyades… (Esta es una narración en base a la lectura y el desciframiento de estas asombrosas piedras de Ocucaje, trabajo de años realizado por Javier Cabrera Darquea. Más información sobre este también inquietante tema en: «Existió otra humanidad», J. J. Benítez)

Como podrán haber visto, la lista referida a las Pléyades es bastante extensa. Llegando a nuestros días podemos hacer mención, de los famosos casos de EC III y EC V (encuentros cercanos de las tercera y quinta fase) en donde hay centenares de individuos de todo el mundo, que afirman mantener contactos telepáticos o personales con tripulantes de supuestos Ovnis.

En el ambiente ufológico, hay un individuo que se destaca por sobre los demás, quizá por haber aportado la mayor cantidad de pruebas, referidas a sus contactos, incluidas: fotos, filmaciones, grabaciones, huellas, etc., de increíble nitidez. Nos estamos refiriendo, por supuesto, al polémico y controvertido Eduard Billy Meier.

Este personaje constituye uno de los casos más sorprendentes de la fenomenología OVNI. No vamos a hurgar en detalles sobre Meier, todos los ufólogos conocen su historial. Meier afirmaba que sus contactados extraterrestres decían provenir de las Pléyades, de un planeta llamado Erra.

(Nota: Bárbara Marciniak, autora reconocida internacionalmente gracias a su Best Seller «Mensajeros del Alba», según dice se convirtió en escritora por expreso pedido de los Pleyadianos).

Por último, según algunos estudios, en enero de 1998 entramos a lo que seria El Cinturón Fotónico, anunciado en todo el mundo, principalmente en Estados Unidos y Europa. El sistema Solar entró a ese anillo Fotónico (ver «El Cinturón de Fotones») de la estrella Alción de las Pléyades, produciendo una aceleración en el ritmo del ser humano, dando la ilusión a éste de que el tiempo transcurre más velozmente.

Leyendas, Mitos, Civilizaciones Antiguas, Contactados con E.T, etc. Todos tienen un lazo en común… las Pléyades (además de otros).

¿Qué interés particular o colectivo motivó a que desde las Piedras de Ica, a los Egipcios, de éstos a los Mayas y de aquellos a nuestros días, las Pléyades constituyeran un nexo entre estas culturas?

¿Quizá su gran brillantez?

¿Su posible origen divino?

¿La posible existencia de vida inteligente?

¿Su modo de orientación geográfica?

Tal vez la respuesta a dicha incógnita sea tan simple como fantástica.

Las «coincidencias», a nuestro modo de entender, nos dan un mensaje y como tal, no debemos tomar los supuestos hechos «casuales» como una mera decisión sin importancia del Azar. Las coincidencias nos indican algo, nos señalan por cuál camino optar, dejando a nuestra Intuición y Lógica ser la guía de dicho camino.

La lista de las grandes coincidencias se puede extender y parecen darnos un mensaje muy claro: Las Pléyades no son un grupo de estrellas cualquiera para los seres humanos, y esconden un secreto, quizá asombroso…

Continuará…

Anuncios