Etiquetas

, , , , , , , , ,

Imagen

Decíamos en la entrega titulada Retroceder puede ser la alternativa, que cada vez que la vida te coloca delante de circunstancias donde estás enfrentando al peligro de una fuerza mayor que piensa derribarte, debes retroceder y pararte en seco haciéndote la siguiente pregunta:

Por que me está sucediendo esto?

Por que me estoy enfrentando a este problema y a esta situación?

Debes buscar dentro de ti las causas o la causa que la ha sacado a flote y la debes hallar. Solamente al hallar la causa, al reconocer que tú la disparaste, al decidir no volver a repetirlo, es cuando la fuerza mayor se debilita y mas nunca vuelves a encontrarte en esa situación.

La segunda pregunta que deberías hacerte es:

Eso me ha sucedido en el pasado?

En el pasado he estado delante de una fuerza mayor igual?

Por que?.

Esas dos preguntas delante de una situación de fuerza mayor son dos preguntas claves que, si realmente con buena intención estás buscando la solución, algo en ti te señalará la causa. El resto depende de tu arrogancia o de tu humildad. El resto depende de querer salirte con la tuya y negar tu culpa, o si eres lo suficientemente humilde, juicioso y prudente para reconocer y corregir.

Luego podrás avanzar con resolución.

Cada uno de nosotros,  tiene tendencias. Dentro de nosotros nuestra parte impulsiva, nuestra parte emocional, tiene tendencias a cometer errores, los mismos errores, una y otra vez. Los golpes que recibimos por cometer esos errores son los que algún día nos llevan a comprender que detrás de esos errores hay lecciones que debemos aprender, y esa es una invitación a nuestra fuerza de voluntad para corregir y tomar las riendas de nuestros caballos emocionales, y eliminar esas tendencias que nos llevan a problemas, conflictos, contradicciones y golpes.

Si tomas un papel y lápiz y durante 7 días, una vez al día, te haces las siguientes preguntas:

Que clase de problemas se repiten una y otra vez en mi vida?

Cuales son las situaciones, eventos o aconteceres en los cuales me veo envuelto una y otra vez?

Cuales son los golpes que estoy recibiendo repetidamente?

Se  imparcial y objetivo contigo mismo. Contesta franca y honestamente a esas preguntas. En el fondo de ti saldrá la luz y veras cuales son los problemas que se están repitiendo, tendrás las respuestas y sabrás que desde que tienes uso de razón hasta el momento, esas mismas tendencias han sido la causa que sacó muchísimas fuerzas mayores que ya pagaste con tus golpes y muchos más que están por venir todavía. Así que conociendo las causas que has soltado en el pasado por tus tendencias emocionales, puedes saber los efectos a que se asemejan y podrás estar prevenido a la hora de presentarse la fuerza mayor.

Este análisis prenderá la luz en tu mente y en tu corazón, y te llevará a la autodisciplina, a la autocorrección y a estar alerta y preparado a pagar por aquello que has hecho en el pasado; ya no te sorprenderá la fuerza mayor cuando se presente, podrás retroceder con humildad delante de esa fuerza, esperaras hasta que se debilite… y recuerda: no se debilitara y volverá una y otra vez, con mayor fuerza, hasta que reconozcas las causas y decidas no volver a cometer el error, solamente entonces podrás avanzar con resolución.

Los efectos podrían presentarse de muchísimas maneras pero la Ley que es justa y perfecta, es magnánima con aquel que la espera, que la apoya y que la defiende. Además, cuando uno ya esta prevenido, ya sabe que tiene que pagar y el golpe duele menos.

Para que este Principio y la Ley de Causa y Efecto se fijen en tu esencia y se conviertan en tu manera cotidiana de encarar la vida, o sea lleguen a ser parte de ti mismo, tu mismo te convertirás en esa Ley y en este Principio, y jamás volverás a crear causas equivocadas. Para que esto pueda suceder, debes empezar a trabajar. Todo tiene su precio.

Abre una carpeta que contenga 50 páginas. Distribuye esa carpeta en 4 partes.

En una, la primera, anota: Mi deber conmigo mismo.

En la segunda: Mi deber con el prójimo.

En la tercera: Mi deber con la humanidad, y

En la cuarta: Mi deber con la Ley, con el Cosmos, con el Creador.

Después de tenerla abierta, tienes que iniciar el siguiente plan, que durara muchos años de tu vida, y es el siguiente:

Empezar a crear, conscientemente, causas de bien, causas de armonía, causas de bienestar, causas unitivas sin conflicto, sin contradicciones, causas cuyos efectos serán armonía, paz, amor y bienestar.

Hazte la siguiente pregunta:

Que puedo hacer y que debo hacer para que mi vida sea armoniosa?

Que puedo empezar a hacer a partir de hoy, de mañana y de todos los días?

Cuales son las acciones que pueden ser semilla para que haya efectos iguales a la semilla?

Si siembras causas de equilibrio, habrá efectos equilibrados… Si siembras causas de amor y de comprensión. Tú puedes sembrar comportamientos de salud, de cuidado hacia tu cuerpo físico.

Tú puedes sembrar causas de cuidado a tu cuerpo emocional; tus emociones necesitan la armonía, la belleza, el arte, el equilibrio y necesitas desalojar de ellas el temor al fracaso, el miedo, los instintos. Tú puedes crear causas de iluminación, de comprensión, de consideración en tu cuerpo mental, causas de orden y causas de equilibrio. Busca, indaga, investiga cuales podrían ser esos actos y espera. La sagrada Ley de la Compensación Creciente te devolverá cada semilla multiplicada por cien.

Luego haz lo mismo para tu prójimo, dentro de tu pequeño mundo: tus amigos, tu pareja, tus hijos, tus padres, tus familiares, tus compañeros de trabajo, tus compañeros del club. Empieza a sembrar en ellos. Empieza a inducirlos a acciones armónicas, conscientemente ponte la meta, el propósito de sacar la mejor parte de ellos.

Lo mismo tu deber con la humanidad.

Que causas puedes sembrar?

Que cosas puedes hacer para tu vecindad, para tu barrio, para tu urbanización, en el pequeño mundo que para ti es la humanidad?. También te dará frutos al máximo.

Y en relación a tu deber con tu Creador.

Por algo muy específico has sido creado. Un Creador inteligente no puede equivocarse. Un Creador perfecto no puede crear una criatura sin ningún tipo de propósito. Hay un propósito en tu vida, hay un plan, tu Creador espera algo de ti, algo muy concreto, algo que no espera de nadie más, puesto que eres único. No ha creado a nadie igual.

Nadie tiene la combinación que tú tienes. Si tomas conciencia de ese hecho, si empiezas a indagar dentro de ti mismo ahí donde mora tu Creador y no cejas hasta saber el por que de tu existencia, para que estas aquí, por que estas aquí, hacia donde vas y que es lo que tienes que hacer… Esa seria la gran causa que podrías sembrar y cuyos efectos saldrán a relucir en el momento que estés listo. En el momento que has aprendido a obedecer las Leyes de tu Creador para contigo mismo y para el resto de sus criaturas.

Una de las causas que podrías sembrar que con toda garantía te dará múltiples frutos, frutos de paz, de equilibrio y de armonía, que te pueden dar un mundo mejor, un mundo iluminado, un mundo en paz con tus vecinos, con tu prójimo, con tu familia, un mundo de orden, es: Llegar a sembrar este mismo mensaje en 7 personas, siete personas que como tu, hoy están recibiendo golpes, que conscientemente les gustaría seguir la Luz, vivir en Paz y armonía. Tú puedes sembrar esa causa. Esos efectos, serán efectos de luz en tu vida. Estarás contribuyendo a la iluminación de este mundo, de esta mansión de nuestro Padre en común.

Piensa.  Cuantos sufrimientos?,  Cuantos errores?,  Cuantos golpes podrían evitarse si todos y cada una de las personas que viven en tu pequeño mundo pueden recibir y llevar a cabo este mensaje?.

Este mensaje llego a ti y esa es una secuencia. Tú ya eres poseedor de este mensaje, ya eres poseedor del: Como hacer para lograr un mayor equilibrio hacia la evolución?

Tú podrías hacerte un plan de metas…

Anotar el nombre de 7 personas y si tú has hecho todas las instrucciones, y si tú has comprendido y has conquistado ese Principio y esa Ley de Causa y Efecto, te aseguro que no tendrás ninguna dificultad en poder transmitirlo. Ellos a su vez lo transmitirán a otros y otros lo transmitirán a otros y otros a otros. No vayamos a permitir que el pesimismo nos invada y pensar que no hay quien pueda comprender, o no hay a quien le interese, o no hay quien pueda llevar eso a cabo. Los hay y detrás de su mascara, detrás de su facha de personas soberbias, orgullosas, que aparentemente se las saben todas, personas que quizás a primera vista te dirán que se las saben todas, de que esto lo llevan a cabo en su vida. Sé tu alerta, comprende que ellos son como nosotros, que detrás de esa fachada existe el deseo de saber, que cada uno reconoce sus errores en el fondo, que cada uno quiere corregir, que cada uno quiere hacer.

Así que en tu empeño, estate alerta, escucha pacientemente todas las vociferaciones externas de su fachada luego pacientemente, con corazón comprensivo, a sabiendas que adentro hay un espíritu deseoso de evolucionar, un espíritu deseoso de no recibir mas golpes ni de darlos y que ansiosamente recibiría la ayuda tendida. Si estas consciente, si estas alerta, podrás llegar y estarás sembrando un mundo mejor. Ya no serás una persona sentada en un café criticando los errores de nuestro mundo, sino serás una persona que ya no le quedara tiempo para criticar, serás un hombre, serás un hacedor, serás una persona capaz de cambiar las circunstancias en tu mundo y alrededor tuyo, y dejaras de ser de aquellas personas que critican nada mas y que reciben golpes.

Puesto que hemos ensuciado en el pasado tenemos que limpiar. El mundo es nuestra hechura. En tu mano esta el ensuciar mas y mas y mas y vivir en la suciedad, también en ti esta la posibilidad de empezar a limpiar y lo que es mas importante, de no volver a ensuciar. Tú puedes hacer de tu vida el cielo o el infierno.

Elige. En este momento estas consciente y despierto, y por ende, tienes libre albedrío, puedes elegir.  Tú puedes!.

Atrévete es tu vida, no es la vida de otra persona, ya se que estamos acostumbrados a recibir golpes, es mas, ya nuestra parte pesimista nos ha hecho la piel de cocodrilo, ya amanecemos por la mañana, ya no nos sorprenden los golpes, verdad?.

Pero en lo profundo de nosotros decimos:  basta!,  basta!. Llego la hora de ser! Llego la hora de hacer! Llego la hora de hacer. Llego la hora de armarse de entusiasmo, de armarse de coraje y de valor y de ir adelante. Los maestros cósmicos te guiaran paso a paso, como han guiado a todo aquel ferviente y deseoso de progresar, como la madre ayudaría a su hijo si esta empeñado en hacer sus tareas, como tu ayudarías a cualquiera deseoso de hacer.

La parte clave es: Idea, Emoción, Acción, Mente, corazón y Cuerpo tienen que funcionar al unísono.

Tú nunca hagas algo en contra de tus emociones, nunca hagas algo en contra de tu mente, siempre será un hacer conflictivo y vendrá la fuerza mayor.

Anuncios