Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Melissa es una de mis hermanas ancestrales y después de mucho charlar con ella he decidido contarles su historia.

Melissa no nació bruja, ni nació en esta dimensión, aun cuando sus padres eran Firbogs (Seres Mortales y de éste mundo).

Sus padres fueron unos Firbogs a los que seres del “Mundo Mágico” invitaron a pasar por un portal cósmico interdimensional un día, con la promesa de mejor vida. Su madre se encontraba en cinta de ella cuando esto sucedió y una vez en el Mundo Mágico fueron sometidos a la esclavitud por parte de un “Coven” de las montañas en las cuales fueron obligados a realizar trabajos forzados y muy pesados.

El padre de Melissa se reveló en contra de sus brujos amos al ver a su esposa infeliz y realizando trabajos inhumanos en estado avanzado de gestación, pero fue convertido en “sapo” como castigo a su rebeldía, cuando los otros Firbogs le contaron a su esposa lo que había sucedido y le llevaron el sapo lloró tanto que cayó en un profundo sueño, que ni los Firbogs, ni los integrantes del Coven de la montaña pudieron despertarla.

Mab, la reina de las Hadas, se paseaba ese día por las montañas en busca de un bebé que robar, para cambiarlo por un duende parecido a un bebé, como era su costumbre, es ahí donde se topa con la madre de Melissa que soñaba que su amado esposo volvía a ser humano y eran felices por siempre, Mab que tenía la capacidad de ver los sueños le llamó mucho la atención de aquel particular caso, pero de repente la mujer comenzó a estremecerse del dolor debido a que Melissa estaba por nacer, así que la Reina de las Hadas le dijo a la madre en sueños que le devolvería a su amado esposo y los haría libres a cambio de la niña que llevaba en el vientre, la cual sería parte de la realeza.

La madre de Melissa desesperada por los dolores de parto y el dolor de haber perdido a sus esposo aceptó, porque además eran muy pobres y ella quería algo mejor para su hija. Mab sin perder el tiempo la asistió en el parto y convirtió a la madre en sapo, así los dos vivirían juntos y serían libres, era la única forma de cumplir su promesa puesto que Mab no tenía el poder para revertir el hechizo de un Mago o una Bruja.

Ese mismo día llevo a la bebe a la “Corte Mágica” donde la entrego a los reyes diciéndoles que su nombre era Melissa, así que la siguiente parte de su promesa había sido cumplida, Melissa crecería entre nobles, sólo que la criaron para que fuera una sirvienta entre brujas y magos reales.

Fue ahí donde conoció al “Gran Mago” hijo único por incesto del “Gran Rey Mago” y su esposa y hermana la “Gran Reina Bruja”, su sangre era mágicamente especial y sus grandes dotes de mago no se hicieron esperar, tal y como los augures habían anunciado sería el mago más poderoso de todos los tiempos, así que fue educado por los mejores profesores de las artes mágicas y al convertirse en un joven apuesto ya era más poderoso que su padre.

Un día llegaron a la Corte Mágica los Danaanos para participarles a los Reyes Mágicos muy malas noticias. Mientras todos los mundos evolucionaban en espiritualidad y tecnología el mundo de los Firbogs estaba involucionando, rompiendo así con la armonía que debía existir entre los mundos interdimensionales.

Los Danaanos le anunciaron que habían enviado a Dana para que se mesclara entre los Firbogs y generara una nueva raza más evolucionada, con la esperanza de que comenzara a evolucionar al igual que los otros mundos paralelos. Entregándole cuatro armas muy poderosas que los ayudara en su evolución espiritual y tecnológica.

Los Reyes Mágicos estuvieron de acuerdo y quedaron en que apenas el Gran Mago se casara y tuviera descendencia lo enviarían un tiempo al mundo de los Firbogs para que ayudara a Dana y sus descendientes, la boda se realizo inmediatamente con Gwin Adolyn hija de un Noble Mago y hermano del Rey Mago, para así mantener la sangre mágica y real en el trono.

Melissa se ofreció para ser dama de compañía de Witchadolyn (Bruja Adolyn, antiguamente el título de bruja se unía al nombre) y así asegurarse de seguir cerca de su amado Gran Mago, pero la escogieron para ser mucama de la alcoba de los príncipes.

Al poco tiempo los Danaanos reclamaron la presencia del Gran Mago en el mundo de los Firbogs puesto que se encontraban en grandes problemas y no habían logrado avances satisfactorios. Pero el Gran Mago seguía sin tener hijos, así que el “Rey Mago” decidió mandarlo con su esposa a cumplir con su misión en la próxima apertura del portal. Melissa quedo desolada y comenzó a gestar un plan para colarse en la próxima apertura interdimensional.

Al Reino Mágico llegaban muchos cuentos de las aventuras del Gran Mago y su protegido un tal “Aurelio Ambrosius” a quien le llamaban “Rey Aurt” o “Ambro”. Todas esas historias generaban más ansias y desespero en Melissa que se coló exitosamente cuando el portal volvió a abrirse, encontrándose con u mundo muy diferente al que ella conocía.

Le costó mucho encontrar a Witchadolyn que estaba vieja, desdentada y arrugada, vivía en una choza escondida en el bosque, y se puso muy contenta al ver a Melissa, fue entonces cuando ésta le contó que no había tenido hijos porque el Gran Mago la había abandonado a penas llegaron a ese mundo, y le explico que estaba vieja porque el tiempo no corría igual que en el Mundo Mágico.

Melissa pasó un tiempo con ella pero luego siguió su camino y encontró finalmente al Gran Mago que estaba viejo, ya casi no veía y le costaba recordar las cosas, vivía en casa de una media bruja llamada Morgana que lo atendía, ella era fuerte, hermosa y poderosa, con ellos vivía también un caballero llamado “Lancerote del Lago”.

El Gran Mago le reconoció la voz y después de preguntarle por familiares y antiguos amigos aceptó la oferta de Melissa de cuidarlo sin recibir nada a cambio. A Melissa no le importo que su Gran Mago estuviera viejo, su amor por él seguía intacto y ahora que podía compartir y tenerlo sólo para sí lo amaba cada día más.

Se preocupaba mucho pensando que al Gran Mago le quedaban pocos días de vida, así que le pidió a Morgana que invocara a Mab, su Hada Madrina, para que le cumpliera un deseo, puesto que ella era un bebé robado y tenía ese derecho.

Morgana que estaba locamente enamorada de Lancerote  entendió la preocupación de Melissa, así que esa misma noche se fueron bosque adentro a llevar a cabo el rito de la invocación de Mab.

Melissa de repente cayó en u profundo sueño durante la invocación y Mab se metió en sus sueños descubriendo el profundo amor que le profesaba al Gran Mago, entonces salió de los sueños habló con Morgana recomendándoles que se escondieran en el lago de la “Dama del Lago” dónde no corre el tiempo y podía hacerle un hechizo de juventud al Gran Mago para que pudiera disfrutar del amor puro y verdadero de Melissa. Mab desapareció y Morgana despertó a Melissa para inmediatamente seguir el consejo de la Reina de las Hadas.

Un beso de amor de Melissa a su Gran Mago en la tierra de la Dama del Lago volvió la juventud a su amado, era la condición que puso Morgana para activar su hechizo de la fuente de la juventud y fueron muy felices por mucho tiempo, como debe ser en los Mundos de Hadas.

Pero las noticias del mundo de los Firbogs siempre alteraban al Gran Mago y a Lancerote quienes ansiaban volver a ese mundo y vivir nuevas aventuras. En esa ocasión las noticias eran muy graves para ser ignoradas, en el mundo de los Firbogs se había iniciado una persecución contra los magos y brujas en un movimiento llamado inquisición, así que el Gran Mago, Lancerote y Morgana regresaron al mundo de los Firbogs para ayudar a sus hermanos y hermanas, y de nada sirvió la oposición que hizo sentir Melissa ante la idea de regresar a ese mundo.

Sin poder aguantar la ausencia de su amado, Melissa le pidió a la Dama del Lago que la regresara al mundo de sus padres, la Dama del Lago se tomó su tiempo para pensarlo puesto que muchos años antes ella se había enamorado del Gran Mago y había obtenido todos sus conocimientos y su poder de él, ahora debía decidir si enviar al nuevo amor de su amor eterno a reunirse con él, pero era tanto el amor que le profesaba que ella sería feliz si él lo era, así que decidió enviarla, pero antes le regalo una perla mágica en la cual podía guardar secretos mágicos, y le dijo que antes de morir debía tragársela.

Melissa se reunió con su Gran Mago que aun seguía joven gracias al hechizo de Morgana, y ahora en el mundo de los Firbogs descubrieron que el amor y la pasión segaba los sentidos a tal punto que podía sentir como se convertían en uno. El Gran Mago comenzó a educarla en cuestiones de artes mágicas, y cada vez que hacían el amor el dejaba parte de su poder en ella (eso sólo sucede en la dimensión de los Firbogs), y fue así como poco a poco y a través de la pasión Melissa se convierte en Bruja.

Pero el Gran Mago es descubierto, acusado de “Adorador del Diablo”  y condenado a la hoguera. El día antes de su fatal destino el Gran Mago a través de un beso de amor le paso a Melissa el secreto del “Decimo Tercer Elemento”.

Después de ver morir a su amado quemado en la hoguera se escondió en el bosque y estaba dispuesta a suicidarse sino es porque aparece Mab para anunciarle que esperaba una hija del Gran Mago, le ordenó que con sus nuevos conocimientos se hechizara para que su gestación quedara detenida en el tiempo, mientras encontraba un esposo de su misma especie e hiciera pasar a la hija del Gran Mago por hija de un Firbogs puesto que las cosas estaban difíciles, los mundos paralelos habían comenzado una guerra entre ellos y había que proteger a la única descendiente del Gran Mago.

Para detener en el tiempo la gestación Melissa debía tomar dos gotas del agua de la Dama del Lago todos los días y como regalo por conseguir un heredero al trono le obsequio el “Oráculo de las Almas” y un hechizo de belleza para que pudiera casarse con un noble o un Rey  y entrar a la realeza donde estaría segura.

Dos meses más tarde y con un hechizo de Mab Melissa se enamoró de un Noble Inglés y se casó con él, y nueve meses más tarde nació la heredera del Mundo Mágico sin ningún poder.

Pasaron los años y su hija se casó con otro noble inglés y tuvo una niña la cual poseía magia desde que se encontraba en la barriga de la madre, Melissa que había guardado silencio tuvo que explicarle a su hija su verdadera historia, pero su hija la creyó primero loca y después se convenció que tanto su madre como la niña que esperaba eran producto del diablo, así que decidió matar a la niña que llevaba en el vientre, pero rodo por las escaleras y quedó viva pero jamás despertó puesto que murió en el parto.

Melissa crió entonces a su nieta y la educó a escondidas en las artes mágicas, le hablo del Mundo Mágico, de Morgana, de Lancerote, de la Dama del Lago y de Mab.

Su nieta se casó y a su vez tuvo una hija, pero al igual que su madre vino sin poderes mágicos, ya Melissa estaba vieja y cansada cuando recibió un mensaje de Morgana a la cual no había visto ni sabido de ella desde que vivía en las tierras de la Dama del Lago.

El mensaje le explicaba que había encontrado a la reencarnación del Gran Mago, y que debía cruzar el océano para devolverle sus poderes y el decimo tercer elemento que estaban contenidos en su cuerpo y así éste podría cumplir la misión por la cual había llegado a ese mundo

Pero Melissa sabía que desde que su nieta había nacido esos poderes la habían abandonado, ya estaba vieja y enferma, mandó a llamar a su nieta invocó a Mab las presentó y murió.

Melissa jamás ha vuelto a reencarnar como Firbogs, su alma yo no pertenece a este mundo ni a ninguno, tal como ella lo explica todos sus Karmas fueron superados en una vida que duro aproximadamente 2000 años en tiempo de los Firbogs, que es el tiempo del planeta tierra.

Aun espera al Gran Mago que se perdió en las reencarnaciones y se niega a creer en la magia, sus descendientes han tratado de todas las formas de regresarlo al Mundo Mágico pero sus misiones han fracasado hasta el dia de hoy.

 

 

Anuncios