Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Hoy voy a hacer algo un poco diferente. La imagen que uso no es la tradicional de la carta del carro en el Tarot. Sin embargo, si buscas en cualquier libro de Tarot, veras los siguientes significados para el Carro: auto-control, dominio sobre tus percepciones, viaje físico o espiritual. Yo agregaría, que no tienes que ser un gigante para controlar las fuerzas de la vida, porque estas son incontrolables. Es como de adaptas a estas fuerzas lo que te va a dar el triunfo.

En la imagen, la conejilla de indias no expresa miedo. Ella confía en este gigante, porque ya se conocen bien. Aun así, está pendiente. Su confianza no es yal como para dormirse sobre la espalda del hombre. Así mismo, el Carro habla de una posibilidad de triunfo, siempre que no te duermas en los laureles: ya es logrado mucho y vas por buen camino. Pero muchos fallamos en la continuidad. Esto se aplica desde hábitos alimenticios hasta hechizos. Hacemos un primer esfuerzo, tenemos un logro inicial y después perdemos el brío y la energía inicial y dejamos que dichos logres o se nos escapen de las manos o no lleguen a total plenitud. El Carro nos recuerda no caer en esta trampa; tener cuidado con el orgullo y mantenernos enfocados en nuestra meta. Si el hombre de la imagen no jugara constantemente con la conejilla, pues el nivel de confianza expresado en la imagen no existiría.

Para que la conejilla se mantenga sobre la espalda del hombre, debe tener cierto equilibrio; un grado de control sobre su cuerpo y el lugar en donde se ubica.  El Carro también nos recuerda esto. En nuestro viaje por la vida, interno y externo, no solo debemos saber hacia a donde vamos, si no en donde estamos en el momento. Debemos tener control sobre nuestras emociones y conocimientos; entender el mundo interno y el externo, porque ambos trabajan juntos. Y para ello debe haber concordancia. Si piensas de una manera y actúas de otra, estas creando un desequilibrio en ti. Así que el Carro nos sugiere crear una concordancia entre la creencia y la actuación, para que el viaje por la vida sea el más honesto y aprovechable posible.  Esto a su vez puede sugerir una pelea interna entre creencias y percepciones.

Para Perlita la conejilla, Martin es en este momento su corcel. Así que en un sentido mundano, la carta del Carro puede significar vehículos, desde carros a aviones. Desde un punto más esotérico, podemos ver a Perlita como esa pureza espiritual, que no es tocada ni por el intelecto ni por el cuerpo, así que podría representar el alma o la chispa Divina que esta sobre nosotros y con su vocecita nos guía, si decidimos escucharla. De nuevo mira la imagen. Si Perlita es el alma/chispa Divina y Martin es el intelecto/cuerpo, nota como este ultimo esta a gatas, posición que muchos pueden tomar o como humillación o como rendición. El que se rehúsa entregarse a la realidad divina dentro del, lo tomara como humillación y probablemente siempre estará en el medio de la lucha del intelecto/cuerpo y el espíritu. El que se rinde al poder interno, integra los tres elementos, alma, mente y cuerpo y se expande en ellos, aprovechando todo lo que ellos ofrecen.

Ahora ve la imagen que comúnmente se usa para el Carro. ¿Podrías aplicarle todas las ideas que ya hablamos? ¿Cuáles serian los opuestos a dichas ideas? Ve la imagen una vez más. Ahora anota todos los pensamientos que te vengan a la mente y trata de describir esta carta como un twitter: 140 caracteres. Como puedes ver, se pueden leer las cartas a muchos niveles. Usando el conocimiento, la intuición, la meditación y la práctica, pronto encontrarás la manera de tener al Tarot como herramienta de crecimiento, para ti y para otros.

 

Anuncios