Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Muchas personas simplemente descubriendo el oficio me han preguntado cómo se llega a ser una bruja o mago, y la respuesta es muy simple,  no es una cuestión de “Convertirse» en una bruja, es que la bruja dentro de ti y aunque para algunos es muy simple, para otros puede ser bastante complejo.

En realidad no es difícil una vez que te encuentras con que la bruja o el mago interna dentro de ti y es un proceso individual y bastante solitario, pero una vez que se descubre y se decide abrazar el camino espiritual, y se está dispuestos a experimentar las maravillas del mundo mágico de todo a tu alrededor cambia, esa es la razón por la que hablamos de un nuevo cosmos, que se traduce en una nueva perspectiva de la vida que va de adentro hacia afuera, y no de afuera hacia adentro. Pero para eso hay que atreverse a ser diferente de modo que se facilite su crecimiento

Convertirse en una bruja significa aprender a trabajar el ritual y la magia, los métodos de sensibilización, que contiene y liberar tu propio poder en armonía con la naturaleza y el universo, cómo trabajar con las energías de la luna y la tierra y los principios en que se basa la brujería.
Las brujas son personas muy particulares y algunos, nos pueden llamar extraños, porque nos planteamos la la vida de manera diferente, encontramos la belleza y la risa en las cosas más simples porque creemos que la magia es en la vida misma y hacemos de nuestras vidas unos hermosos cuentos de Hadas.
Algunas personas que se interesan en la brujería tienen la expectativa de que las brujas
están dotados con poderes asombrosos, como resultado de un acto particular, un pacto diabólico o hechizo, pero la verdad es más prosaica que la fantasía. La brujería se acerca más a la espiritualidad, haciendo contacto contigo mismo primero y después aprendiendo y observando la forma en que funciona el mundo.

La brujería se trata de trabajar con las energías naturales, observando cómo trabajan los ciclos, la naturaleza el hombre mismo para después determinar los desvíos de ellos, realmente nada tiene que ver con mover las cosas a su antojo, volar o maldecir.

La decisión de convertirse en una bruja no es algo que debe tomar a la ligera. No es una personaje puede ponerse o quitarse a voluntad. La brujería se convierte en toda tu vida y puede cambiar drásticamente tu percepción del mundo.
Convertirse en una bruja afecta todo y todos a tu alrededor. En algunos casos de manera positiva, pero siempre altera el hecho de cómo te verán los demás y de que te comiencen a considerar u ser diferente y debes estar preparado para esto.
Una de las cosas más importante en el proceso de conversión es tu encuentro con la Diosa, que lleva una gran cantidad de tiempo y energía hasta que se convierte en tu segunda naturaleza. Esto puede lograrse sólo a través de la experiencia y esto significa practicar paciencia que significa abrazar las energías Crone de la sabiduría.

Una vez tomada la decisión, que ya dio un paso en el camino de Brujería. El siguiente paso depende del tipo de persona que eres. Si es un tipo de fuego, del tipo aventurero, es probable que desee lanzarse en estudiar todo de una vez, con la esperanza de que cuanto más lees, más sabio serás. Lamentablemente, la experiencia y la sabiduría no trabajar de la mano, puesto que son las experiencias de la vida que viene con la edad las que nos dan el verdadero conocimiento de las artes mágica, Bien dicen: “Más sabe el Diablo por viejo, que por diablo”

Hay que tropezar y se caer muchas veces a lo largo de los años, para poder reconocer cuando es el momento de hablar y cuando es el momento de ser silencio, es ser el cuervo y el búho al mismo tiempo,  el cuervo es muy hablador, mientras que el silencio  búho práctica y permanece en silencio en todo lo que hace.

Si son más prudentes o relajados, es posible que desee aprender poco a poco y
a fondo. Una de las lecciones que la Orden tiene que enseñar es a ser ingeniosos.

Por lo tanto, creo que el mejor lugar para empezar es en tu corazón y el alma. Yo no soy hablando acerca de ser un pagano, sino una bruja o un mago.

Los paganos tienden a trabajar más con los Sabbats y asistir a celebraciones y muchos ahora llaman a sí mismos Wiccanos, pero cumplir con las fiestas poco tiene que ver con ser wiccanos o con la magia

Puede que hayas oído aquel viejo refrán que dice: “todos los Magos y Brujas son paganos, pero no todos los paganos eran brujas o magos”

Antes de que el Dios de Abraham llegara y más tarde el cristianismo, la mayoría de la gente eran paganos y sus creencias se centraban en la agricultura, las parteras y los hombres de sanación eran paganos, y asistieron a la gente del pueblo cuando estaban enfermos.

Estas hombres y mujeres sabias también fueron consultados cuando las mujeres no deseaba tener un niño, cuando les dolía una muela, se les infectaba una cortada, les dolía la barriga, etc. Es así como nace el Herbalismo Mágico que es la aplicación de hierbas para la sanación.

La creación de  pociones algunos años más tarde llevó a muchas mujeres a ser torturadas y quemadas.

Continuará…

Anuncios