Etiquetas

, , , , , , ,

Esta meditación ayuda a ganar confianza en nosotros mismos y nuestras habilidades.

Preparación: Carta 8 de monedas/oros (Rider-Waite)/ un lugar cómodo. Si puedes, graba el texto, dejando espacios abiertos para poder visualizar.

Meditación: Siéntate cómodamente con la carta en la mano. Mientras la ves, con el mayor detalle posible, cobra consciencia del viaje del aire desde tu nariz, pasando por tu garganta hasta llegar a tus pulmones y expandir un poco tu vientre. Respira profunda y lentamente de esta manera mientras observas la carta. Cierra los ojos.

En tu imaginación, entra en la carta y toma la posición del personaje. Siente el frio del metal que trabajas; escucha el ruido del cincel. Siente la seguridad con las que tus manos usan las herramientas. Es un día soleado, pero fresco. Estas trabajando al aire libre y puedes escuchar los pájaros y los insectos, mientras tus pies se posan sobre la suave grama. Mira qué hermoso trabajo estás haciendo. Observa las monedas que has terminado y admira su belleza. Sonríe levemente y reconoce tu satisfacción por un trabajo bien hecho. Estas solo en estos momentos, porque tu jefe tiene tanta confianza en ti que no siente la necesidad de supervisarte a cada rato. El sabe que si hay algo que no estás seguro de cómo hacer, tendrás el sentido común de averiguar antes de cometer un error. Mueve tus manos alrededor de la moneda y ve como refleja destellos de sol.

Vuelve a respirar profundamente. Ahora trata de recrear el sentimiento y las emociones de esta escena, pero ahora te ves a ti mismo en tu trabajo. Observa la seguridad con que haces tú labor. Ve tus herramienta de trabajo y recuérdate que son y todo el apoyo que brindan. Escucha los ruidos típicos de tu lugar de oficio. Mira a tu alrededor. Ve como la gente te hace leve gestos de saludos, respetando este momento tu espacio. A lo lejos ves a tu jefe y supervisor, quien hace un pequeño movimiento de aprobación. A tu alrededor hay manuales y guías a utilizar si es necesario. Ve el resultado de tu labor. Toma tiempo para sentir ese suave cansancio que se une a la satisfacción del trabajo bien lograda. Tu jefe se acerca y te estrecha la mano. Un compañero de da una palmadita en el hombro y otro te sonríe. Disfruta del momento.

Respira profundo una vez mas y abre los ojos.

Anuncios