Etiquetas

, , , , , , , ,

El legado de los mayas nos deja ver que ellos creían que antes de existir nuestro mundo habían existido otros, pero, pero que éstos habían sido destruidos por diferentes catástrofes, tales como los hombres de barro, los de madera, etc.

Esto nos confirma que para los mayas la extinción de diferentes mundos es parte de su historia y su concepción del mundo. Tal vez en este punto encontramos la explicación de muchas ciudades prehispánicas antes de la llegada de los españoles a tierras americanas.

Esta historia de diferentes mundos la encontramos en el “Popol Vuh”, en la cual se describe la creación del hombre, la impiadosa determinación del Dador de la vida, que necesita destruir su obra una vez tras otra hasta alcanzar el ser deseado, nos sirve de telón de fondo para mostrar como en la cultura precolombina existieron algunos intentos de organización social que fracasaron o simplemente desaparecieron o resultaron destruidas por algún evento de la naturaleza con anterioridad a la civilización final.

Es así como nos narran que el primer mundo fue creado de barro o fango sin mucho éxito, pero este se humedecía y destruía, probaron entonces con la madera con resultados igualmente infructuosos puesto que no tenían ni ingenio ni sabiduría, ningún recuerdo de sus constructores, de sus formadores; andaban, caminaban sin objeto. No se acordaban de los Espíritus del Cielo; por eso decayeron, aparte de que desaparecieron con el diluvio, siguieron los de paja, que tampoco sirvieron porque no pensaban ni se comunicaban con el Creador. Según los mayas, los monos son sus herederos. El verdadero hombre, y el definitivo, fue hecho de maíz, su alimento fundamental.

Es así como al hombre de maíz que sería el hombre de hoy en día se le asignaron trabajos con los que los dioses quedaron muy contentos.

Una vez que conocemos algo de la civilización maya, de su mundo religioso y espiritual que muchas veces escapan de nuestra comprensión ya que su mundo se distancia mucho del nuestro conocimiento racional, es mucho más fácil entender que la profecía maya con respecto al fin del mundo, que no es más que un aviso de una “Evolución” o “Cambio de consciencia” por parte de los habitantes de éste planeta, puesto que ellos habían pasado ya por varias evoluciones o cambios de consciencia en el pasado.

El mundo occidental en el que vivimos los llama “Eras” y es por eso que en cualquier libro de historia universal encontramos términos tales como: La Edad Media, La Edad Moderna, etc.

Anuncios