Etiquetas

, , , , , ,

Imagen

Esta técnica es efectiva para todos los casos que se puedan presentar en nuestro diario vivir. Sin embargo, existen muchas personas que se quejan porque la técnica no les funciona.

Una de las creencias que frecuentemente acompaña la práctica de un principiante, sin mucho conocimiento de Ho’oponopono, es que es inmediato, instantáneo, como si se tratara de una varita mágica. Las personas, a menudo, piensan que dirán qué es lo que necesitan, cómo, cuándo y cuánto necesitan.

Un problema financiero, como cualquier otro problema que se presente en nuestra experiencia, es una memoria, es un programa. En ese momento no se sabe cuál es ese programa. Por eso, cuando se identifica algo que experimenta como un problema, en este caso, uno financiero, lo que se hace es apelar a la Divinidad para que ese programa que  está haciéndose sentir de determinada forma, sea borrado y transmutado en LUZ PURA.

No puedes ir a la Divinidad y decirle: “Mira, yo tengo este problema… necesito Bs.xxx para el jueves que viene a las 5 de la tarde… en billetes de Bs. 50…”. Dios no es un muchacho de los mandados y, por otra parte, en realidad, ese no es exactamente el problema.

El problema es el programa. La memoria. El pensamiento erróneo que se repite y vuelve a tocar en el subconsciente como un disco rayado. Y eso es lo que pedimos a Dios que limpie, libere y transmute en cero.

Cuando identificas algo que entra en tu experiencia que te hace sentir preocupado, angustiado, fuera de la PAZ, en DESEQUILIBRIO… lo que quieres es restaurar la PAZ.

Para eso, acudes a la Divinidad, dentro de tí:

«LO SIENTO, PERDONAME POR FAVOR POR ESA PARTE DE MI QUE HACE QUE EXPERIMENTE ESTO»

«GRACIAS POR LA OPORTUNIDAD DE BORRAR ESTA MEMORIA. GRACIAS POR PERMITIRME LIBERAR Y LIBERARME» o

GRACIAS, TE AMO….o simplemente «TE AMO»

Allí TERMINA tu trabajo y comienza el trabajo de la Divinidad.

Si quieres “liberar”, si quieres que se borre, entonces, déjalo ir!!!. sólo déjalo en manos de quien SI SABE. No puedes dar directivas a la Divinidad. No sabes qué está ocasionando eso que experimentas. La Divinidad sabe, entonces, DÉJALA HACER!!!

Si viene una inspiración, lo sabrás. La inspiración es algo que permanece en tu interior y resuena con fuerza. Y la mayor parte de las veces, tiene un especial buen humor, es DIVERTIDA!

Si te quedas en la culpa (porque mi jefe…, porque mi trabajo…, porque el gobierno…), buscando el responsable afuera, no te sirve, no te ayudas. No estás permitiendo a Dios actuar. Sólo asumiendo el 100% de responsabilidad permites la liberación de ese programa.

En Ho’oponopono, todos los problemas y dificultades que enfrentamos no son más que memorias, programas, datos erróneos que se repiten en nuestro subconsciente. Cuando aceptamos esta responsabilidad (haber creado, aceptado y acumulado estos datos) y solicitamos el borrado, salimos de la culpa y entramos en el estado de gratitud, entrega y amor.

A medida que practicamos Ho’oponopono, Dios reemplaza esos datos con SU LUZ. Y el estado de PAZ es restaurado. Pero no como nosotros queremos o esperamos que se resuelva. NOSOTROS NO SABEMOS QUE ES LO MEJOR PARA NOSOTROS. La Divinidad lo resuelve del mejor modo para nosotros, del modo y en el momento que Ella considera que es perfecto y correcto.

Entonces, hay que estar abierto, confiar en Dios, que SI sabe lo que hace y confiar en que lo hará de la mejor manera.

Anuncios