Etiquetas

, , , , , , , , , ,

  1. IKE. El mundo es lo que tú crees que es. Recuerda, eres observador e intérprete del mundo. Todos los sistemas de creencia y valores, incluyendo los tuyos, son de alguna manera arbitrarios, la opinión de uno o muchos. La forma en que te relacionas, aceptas o no dichas opiniones colorean tu experiencia y las conclusiones que de ellas derivas. Al ser TUS experiencias, opiniones, visiones del mundo y conclusiones, puedes amoldarlas, cambiarlas o rechazarlas. A través del poder del IKE tienes el poder de cambiar tu perspectiva sobre tu experiencia y por extensión, cambiar tu futuro.

 

  1. KALA. No hay límites. Ya que el mundo es lo que tú cree que es, tus límites son los que tú crees que tienes. Como dijo Henry Ford, ya sea que pienses que puedes o que no puedes, tienes razón. Ahora, seguro pensarás algo como, puedo creer todo lo que quiera que puedo volar y aun así me caeré si me tiro desde una montana. Tienes razón. Para eso el ser humano invento el avión, para superar el aparente limite de no poder volar. A veces hay que pensar lateralmente. Lo importante es cambiar los patrones de pensamiento que bloquean la creatividad negándonos la oportunidad de usarla con un “Bah, eso es imposible”. “Eso” a lo mejor es imposible ahora, en estas circunstancias, con estas herramientas y de esta manera. Más tarde, en otras circunstancias, con diferentes instrumentos y de diversas maneras, ¿quién sabe? Kala nos recuerda un poco a ese dicho: Como no sabían que no podían, pues lo hicieron.

 

  1. MAKIA. La energía fluye hacia dónde va la atención. Pon tu energía en lo quieres lograr y no en los obstáculos. Imagina que tu atención es como gasolina. Puedes llenar el tanque de guerra de los obstáculos o el carro deportivo del triunfo. A la gasolina le da igual. A ti, no tanto. Hablar constantemente de los adversarios, estar siempre pendiente de lo que hacen o lo que les pasa, desearle mal todo el tiempo, recordar una y otra vez las ofensas y las heridas que nos causaron, llenarnos de rabia por el problema que nos causan, es como ser un ratón llenando de crema el plato del gato, para que éste se haga grande y  fuerte. Enfocarnos en nuestras ambiciones, en los posibles resultados positivos, en las cosas que nos inspiran, endulzan, fortalecen, alegran es como poner un multivitaminico en el agua de un puro sangre. Makia nos dice que solo tú decides a quien vas a alimentar.

 

 

  1. MANAWA. El ahora en el momento de Poder. Cada vez que te la pasas en el pasado o en el futuro, dispersas la energía y no le das nada tangible a que anclarse. Estar en el presente nos permite ver, experimentar y ser con mayor claridad; nos abre a los diferentes puntos de vista Nos abre a la presencia de personas, cosas, métodos y procesos que de otra manera ignoraríamos. El mejor cuento que se sobre la importancia de estar abiertos al mundo presente es la del duendecillo que se la pasaba continuamente con la cabeza en las nubes. El rey de los duendes lo encargó de esconder el tesoro de la tribu mientras se iban de viaje a las entrañas de la tierra a pasar el invierno. El duendecillo decidió que poner las joyas tras las hojas seria una excelente idea. El pobre, siempre pendiente de ideas y recuerdos, no se había dado cuenta que en otoño, las hojas caen. Demás esta decir que al regresar la siguiente primavera, todas las joyas habían desaparecido. No pierdas oportunidades por no usar el poder de Manawa. El pasado y el futuro son bueno para visitar los “domingos” para aprender, disfrutar o inspirarnos. Pero durante la semana, vive firmemente en el hoy.

 

  1. ALOHA. Amar es ser feliz con (alguien o algo). Amar es ser feliz con algo o alguien y para ser feliz de esa manera hay que primero, aceptar ese algo y ese alguien tal y como son. Y luego hay que amar de manera incondicional. En el amor, no hay sobornos ni negocios. Si no se despierta en nosotros una sed de dar, de encontrar la felicidad en la felicidad del tercero, pues ahí no hay amor. Por ello el primero en la lista de los amores, debe ser nuestro Yo. Cuando nuestro Yo está repleto de auto-amor, no necesita seguridad desde afuera: esta tan repleto de amor, que rebosa como fuente y entonces está preparado para dar ese amor a otro, a manos llenas, sin miedos a quedarse seco, porque sabe que las aguas de otra fuente también lo alimentarán. Y si eso no sucede, pues nuestro Yo tendrá suficiente amor para alimentarse y la fortaleza para decidir si se queda en esa situación  o no. Aloha nos recuerda que el ser feliz con algo o alguien no significa necesariamente estar siempre de fiestas. Es ser feliz de compartir la lucha, de superar los retos, porque hacerlo nos brinda satisfacción. Si una relación genera sentimientos de víctima o resentimiento, es hora de decirle adiós.

 

  1. MANA. Todo poder viene de adentro. Sea que te veas como el hijo favorito del Universo, el templo del Espíritu Santo, la Divinidad manifestada en forma humana, o un ser con la potencialidad de todos los grandes genios de la humanidad, entiende que tu fortaleza jamás viene de afuera. Es la confianza, fe, en tu poder personal, en tu verdad y en tu sentido de propósito lo que te va a dar la energía para llevar a cabo tus metas y hacer de esta vida algo extra-ordinario. Aprende a usar tus aparentes debilidades y pule tus fortalezas hasta que brillen como el sol. Si en algún momento cae la duda, agita las brasas de tu Mana. En esencia, estas hecho de la misma materia que Da Vinci o Einstein –y ellos también tuvieron sus momentos de dudas. La única diferencia entre ellos y algunos otros, es que, a) aprendieron a conocerse a sí mismos profundamente; b) encontraron maneras innovadoras de usar sus habilidades; c) tomaron lecciones e inspiración tanto de su vida como la de personas que admiraron y; d) después de cada caída, se volvieron a levantar.

 

 

  1. PONO. La efectividad es la medida de la verdad. Si algo está funcionando para ti, continua alimentando a ese algo, a pesar de que otros no lo entiendan o lo condenen. Pero entiende también la ley de gestación: todo tienen un tiempo de espera. Mantén el positivismo durante dicho tiempo para ver los frutos. De igual manera, no aceptes ni te aferres a nada solo porque te dijeron que era la única verdad o la única manera de hacer las cosas. Inténtalo. Y si no te llena, no te funciona y no trae a tu vida frutos que te den satisfacción, deja el miedo a defraudar atrás y busca otro camino, siempre con la certeza de Pono: que la vida en positivo abre más caminos y oportunidades que la vida en negativo. Así que se positivo en el momento de mayor poder: el ahora. Y recuerda que tu vida es una historia única e irrepetible y el principal escritor de la obra, eres tú.
Anuncios