Etiquetas

, , , , , , , , ,

Imagen

El Akasha, en sánscrito, es el archivo de todas las experiencias del alma: pasado-presente y futuro,  (teniendo en cuenta  que el tiempo y el espacio son simbolismo de la tercera dimensión que no atañen al Alma). Es el registro del viaje del alma, desde su comienzo y contiene todas las posibilidades de su desarrollo futuro. El Registro Akáshico es el Libro de la Vida, del que hablan las religiones, es la mente fotográfica de Dios. La información sobre estos registros se pueden encontrar en el folklore de los pueblos más antiguos, en las parábolas y en todos los Nuevos y Viejos Testamentos. Se remontan al menos, hasta los Semitas, e incluye a árabes, asirios, fenicios, babilonios y hebreos. Entre toda esta gente, existía la creencia que había una clase de tabletas celestiales que contenían la historia de la humanidad, tanto como una forma de información espiritual.

Él mismo se encuentra en custodia de los seres de luz que se llaman Kumaras (Guardián), son los Guardianes del Registro Akáshico. En el ocultismo designa una galería de cuadros cósmicos y registros de todos los pensamientos, sensaciones y acciones desde comienzos del mundo. En el Akasha o libro de la vida, se encuentra la información de todas las posibilidades que tiene el alma para su desarrollo futuro.

En él está guardada la verdadera razón de su encarnación en la tierra. En estos registros se encuentran todas nuestras vivencias en cada una de las encarnaciones que hemos tenido desde los comienzos, quiénes fuimos, porqué elegimos ser quienes somos en esta vida presente, etc. A través de las distintas vidas vamos experimentando las virtudes de la espiritualidad sobre lo físico, hasta que así logramos dominar la materia  y ponerla a nuestro servicio y que no sea al revés. Todos estos ir y venir de las distintas vidas quedan registrados en el libro de la vida o Registros Akáshicos; pero por una cuestión de autoconservación el ser borra su memoria para no terminar autodestruyéndose con recuerdos quizás no muy buenos ni santos; razón por la cual este registro guarda muy celosamente dicha información.

Anuncios