Etiquetas

, , , , , , , ,

La segunda capa es fluida y esta constantemente en movimiento. Su forma se asemeja al cuerpo físico del cual es una copia idéntica.

Es la transición del cuerpo fisico que surge de la energía procedente del reino no físico.

Esta compuesta por matices multicolores de sustancia fluida en perpetuo movimiento. Se extiende unos 15 cm. más allá del cuerpo físico y esta asociada a las emociones y reacciones visceral. Tiene una función de enlace entre las dos capas que la enmarcan.        .

La mayor o menor luminosidad y la claridad de esta capa son indicadores de las experiencias emocionales.

Algunos estudiosos solían unir esta capa áurica con la siguiente, considerándola una sola y por eso le dieron el nombre de doble etéreo. La razón por lo que a menudo se les consideraban como una, es que ambas son muy brillantes y suelen ser las primeras capas. Áuricas que perciben los principiantes.

Cuando se empieza a ver el aura etérea por primera vez se puede percibir una nebulosa azul clara o gris que sale del cuerpo. Más delante, esta parte del aura presentara colores diferentes. Desde naranjas, verdes, azules, violetas y hasta amarillos.

Cuando la capa áurica etérea experimenta su transi­ción se pueden observar una superposición de colores.

Esta capa etérea es importante para el diagnóstico de la enfermedad. Si esta es mas grave que una simple tensión muscular, el abultamiento de la capa áurica física desplazara a la capa áurica etérea de su sitio, produciendo un agujero. Y esto permitirá que entren vibraciones negativas que proceden de la capa áurica vital.

La capa áurica etérea es un indicador de lo que sucede en niveles muy fundamentales de nuestro ser. ¿Cuál es la base en la que descansan los actos de cada uno de nosotros? ¿Estamos equilibrados? ¿Estamos viviendo de una manera intuitiva? ¿Actuamos movidos por los impulsos? Todas estas preguntas encuentran respuesta al analizar los colores de esta capa áurica.

Uno de los aspectos mas fascinantes de esta capa áurica es la posibilidad de usarla para producir fenómenos visuales, a través de un médium; ya que emplean las partículas densas de su aura etérea para generar una sustancia llamada ectoplasma.

Por medio de un esfuerzo de la voluntad, podemos proyectar prana  hasta los límites del aura física, creando así una especie de escudo impenetrable a cualquier influencia astral o elemental.

Anuncios