Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Image

Siempre ha habido una preocupación por la belleza del rostro. Nosotras las mujeres, nos preguntamos con bastante frecuencia: Cual es el mejor método de belleza?  Como lucimos bien?. Utilizamos tiempo, dinero en cada tendencia que aparece. A medida que transcurren los años esta interrogante adquiere más insistencia, pues el factor tiempo comienza a hacer de las suyas en el rostro y en el cuerpo.

También tenemos que agregar, en los actuales momentos tenemos infinidades de métodos y tecnologías que nos ayuda de una manera muy eficaz e incluso las expectativas de vida han cambiado. Ahora tenemos, múltiples posibilidades y nuestra cara adquiere otros matices y otras formas. Rejuvenecemos en un abrir y cerrar de ojos. Maravillosa ciencia.

Sin embargo, hay un concepto embellecedor que es primordial en todo ser humano. Algo que nos hace un diseño exclusivo y que le da brillo a nuestra apariencia. Ese factor embellecedor nace en el interior de cada ser y se refleja por medio de un espíritu amable y apacible

Podemos estar muy bien arregladas exteriormente,  muy atentas al cuidado corporal, pero, si no hay un corazón alegre y bondadoso, nuestra fachada exterior se ve afectada por lo que  somos interiormente. No vamos a  lograr  cambios positivos y perdurables solo con trabajar en la apariencia externa.

¿Cuál es el mejor cosmético para la belleza?

No es fácil responder esta pregunta. Pero, si existe un cosmético de belleza que adorna el rostro, es la Alegría y satisfacción continua que proviene  solo de nuestro interior.  Afecta al que lo lleva, actúa independiente de las facciones que se tengan.  Una mujer puede poseer facciones hermosas, pero si su rostro NO irradia Alegría, satisfacción, amor y paciencia, siempre habrá “algo” que ensombrece su belleza interior y exterior. Igualmente si una mujer piensa que para verse hermosa, solo necesita facciones perfectas, estará insatisfecha la mayor parte del tiempo con su apariencia física porque la belleza física y la belleza interior trabajan juntas.

Todas las mujeres pueden verse atractivas aunque no tengan facciones perfectas. Cualquier rostro puede verse bello y radiante si tiene una piel fresca y bien cuidada, si además lleva un maquillaje agradable y natural y, lo más importante, si sus ojos reflejan el brillo producido por la Alegría que nace en el interior de una vida plena y satisfecha.

Para verte bella necesitas:

•    En primer lugar, estar agradecida con la “Forma” que tienes.  Trabajar en aquellas áreas que  debes mejorar  y  saber que Dios o el Ser superior, el nombre que tenga de acuerdo a tus creencias, no se equivocó con las características que tienes y que son imposibles  de modificar.

•    Convertirte  en  ayuda e inspiración para todos, en todo tiempo.

Seguro que este es un excelente comienzo que te hará estar muy satisfecha. Porque, finalmente, ¿quién no quiere lucir agradable y sentirse amada?

Recuerda que:

–          Para ser agradable, camina elegante pero sin pasar por encima de los demás.

–          Para sentirte una princesa, no necesitas ser arrogante, ni mirar a los demás con menosprecio.

–          Luce ropa esplendorosa, con sencillez y dulzura.

A continuación les doy una oración para que apoyen su tratamiento de belleza y puedan exteriorizar la hermosura que hay en sus corazones.

“Tengo dentro de mí un corazón lleno  de energía cristalina que fluye con alegría y ritmo por todo mi rostro y mi cuerpo. Estoy  plena de salud, bienestar y belleza y me encuentro poderosamente unida con la fuente de perfección del universo y por eso quiero hoy darle mi sentido agradecimiento a esa fuerza poderosa, amorosa y omnipotente que se expresa con plenitud a través de mi  rostro y mi  cuerpo.”

Anuncios