Etiquetas

, , , ,

Muchos pueblos, incluyendo a los celtas europeo y los originarios de América, creen en la ayuda  de energías que se  presentan en forma animal, para guiar a los viajeros  espirituales en su crecimiento interno. Aunque las tribus americanas son más abiertas a trabajar con todo tipo de energía animal, los chamanes europeos normalmente no trabajaban con insectos y reptiles, aunque siempre hay excepciones a la regla y se sabe de druidas que trabajaban con la energía de abejas, arañas y serpientes En la era pre-históricas, los lideres espirituales procuraban conectarse con animales que ayudaran en la caza; hoy en día, es más común que las energías animales nos elijan a nosotros en vez de nosotros a ellas.

A pesar de que normalmente se tiene un solo guía, no es raro, como en mi caso, que se presenten dos a tu vida. Tampoco es raro que los guías aparezcan de manera inesperada durante una meditación (mi hermosa venada y lindo conejito se me presentaron cuando estaba meditando sobre una carta del Tarot). Sin embargo, es posible conectarse con ellos de manera voluntaria e invitarlos a nuestras vidas.

La siguiente visualización/viaje espiritual te ayudara abrirte a tu guía animal y conectarte con él o ella.

Si es posible, vete a la naturaleza para este ejercicio. Puedes pedir a un amigo de confianza que vaya contigo y te “cuide” de distracciones externas mientras meditas.

Usa ropa cómoda  y de acuerdo al ambiente en que estés, pues la meditación puede durar cierto tiempo. Para este caso, no uses ni música ni incienso, para que te conectes más al ambiente natural.

Observa a tu alrededor; escucha; huele. Piensa en los ritmos de la naturaleza, en toda la vida, observable o no que  hay a tu alrededor.

Cierra los ojos. Di en tu mente la intención de este viaje a los parajes de tu alma: estoy buscando mi guía animal. Imagina un túnel y crúzalo. Observa con cuidado una vez estés del otro lado. Es posible que veas momentánea a algún animal pasar; no lo sigas, si no que continua con tu búsqueda –si ese es tu guía, regresara a ti. Si vez a un mismo animal varias veces (normalmente cuatro) o este hace un gesto significativo que indique que quiere hacer contacto, ve y pregúntale: ¿eres mi animal guía? Si dice que no, continúa buscando. Si dice que si, felicitaciones: has encontrado tu guía.

No pre-juzgues; acepta cualquier tipo de animal que se te presente como guía. Tiene lecciones y consejos que darte y es tu maestro, aunque no necesariamente tu animal favorito (por los momentos al menos). Disfruta de este momento de contacto. No hay que hablar necesariamente, solo compartir el momento.

Ahora despídete de tu guía y regresa por donde viniste. Cruza el túnel. Respira profundo. Abre los ojos. Ahora aprende lo más que puedas sobre tu guía, tanto a nivel esotérico como científico, mitológico, etc. Consigue un objeto que simbolice a tu guía y tenlo cerca o llévalo contigo. Contáctalo frecuentemente a tu guía. Siempre usa un grado de discernimiento a la hora de interpretar los mensajes de tu guía y aplica su sabiduría de manera apropiada. Tus guías están ahí para apoyarte, ayudarte a solucionar problemas y darte fortaleza. Desarrolla sus habilidades y úsalas en tu vida. Recuerda que todo animal es poderoso independientemente de su tamaño o popularidad.

Aquí hay una pequeña guía del mensaje básico de los animales guía. Úsala como comienzo de tu investigación sobre tu animal.

  • Caballo: viajes y conexiones. Viaja, literal o internamente. Energía y velocidad; busca las raíces de tu inquietud, acóplate a los ciclos de la vida.
  • Cisne: alma y amor. Inspiración divina. Usa tu creatividad. Acepta que hay veces que hay que separarse.
  • Liebre renacimiento e intuición. Abundancia. Desequilibrios a ser armonizados; usa el sentido común.
  • Zorro: astucia y diplomacia. Hazte notar. No uses tu inteligencia de manera deshonesta. Disfruta de la familia.
  • Halcón: Perspectiva y confianza. Tomate tiempo durante tu rutina diaria para examinar tu vida. No le prestes tanta atención a los detalles: ve la imagen completa.
Anuncios