Etiquetas

, ,

  • Siéntate en una silla de espalda  recta o acuéstate.
  • Respira profundo. Procura que el aire, al inhalar, expanda tu abdomen. Al exhalar, sopla suavemente antes de acabar. Repite 3 veces.
  • Ahora respira normal. Nota el viaje del aire, primero por tus fosas nasales, luego en tu garganta, luego ensanchando tus pulmones. Repite 3 veces.
  • Ahora piensa en tus pies. Imagina que hay una cámara filmándote lentamente: los pies, las piernas, las rodillas, los glúteos, el vientre, el tórax, los hombros, los brazos, las manos, los dedos, la espalda, la nuca, la cabeza, la frente, los ojos, la nariz, las orejas, la boca. Si te cuesta imaginar, sencillamente contrae ligeramente cada parta y luego relájala.
  • Vuelve a repetir las tres inhalaciones profundas.
  • Abre los ojos.
Anuncios